martes, 24 de julio de 2007

stay hungry, stay foolish

Como cualquier personaje de su influencia, la figura de Steve Jobs, cabeza pensante y dedo gerente hoy en día de Apple y Pixar, es tan intensamente admirada como criticada. En 2005 la Universidad de Stanford le encargó el discurso para la ceremonia de graduación. Y este es el resultado: tres historias personales que dedico a mi graduada preferida -de momento, en bachillerato- en el día que arranca su periplo en la universidad. Dura casi un cuarto de hora pero una vez pulsado el play es difícil parar.



La primera historia se refiere a cómo conectar los puntos. Hay que escucharle para entender a qué se refiere. "No puedes conectar los puntos hacia adelante; sólo puedes hacerlo hacia adetrás. Así que tenéis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro".

Segunda historia. Sobre el amor y la pérdida. "Tenéis que encontrar qué es lo que amáis. Si aún no lo habéis encontrado, seguid buscando".

Y tercera historia. Sobre la muerte. "Vuestro tiempo es limitado, así que no lo gastéis viviendo la vida de otro. Tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición".

Ahí queda eso.

1 comentario:

Arturo dijo...

Aunque no tengo el gusto de conocer personalmente a tu graduada favorita, sé cuán orgulloso estás de ella. Y sé que en poco tiempo te dará muchas satisfacciones. Como le dije a mis alummos en su graduación en 1999, dos cosas son esenciales: la Pasión por cada acto de su vida, que le permitirá superar todos los obstáculos del camino; y el Amor, el único examen que nos hacen al final del camino. ¡Enhorabuena a ambos!