martes, 8 de enero de 2008

chute de rutina




Después de días de desacostumbrada compañía,
bullicioso nubarrón de gorriones
que se cruzan alborotados
pero sólo muy de vez en cuando se rozan
-o nos gusta imaginar que se rozan-

después de días de delirante soledad,
calendario en blanco o mejor en gris,
rosario de silencios
que resuenan sordos contra la bóveda del hastío
-nublado fuera, lloviendo dentro-

qué agradable recibir de nuevo
el traicionero pero cálido abrazo de la rutina.

4 comentarios:

Evan dijo...

La rutina es cansadora... pero después de tantos días de fiesta, es necesario volver a lo de siempre...

Un beso!

nani dijo...

...y qué tranquilidad!!!

Me gusta mucho la foto.

Un beset

LoveSick dijo...

Traicionera, sí, pero a veces la necesitamos para salir (más o menos) adelante

Sine die.. dijo...

Cada nueva rutina reinicia un ciclo....y los ciclos (que no los bucles) nos renuevan..

Encantada de visitar tu rincón..

Un abrazo