sábado, 19 de enero de 2008

another life

Años 30. Colegio británico para chicos de clase alta, dominado por la disciplina y el honor (y sus hijas la rebeldía y la hipocresía). Un alumno acaba de ahorcarse tras ser descubierto besando a otro a escondidas. De los dos amigos protagonistas, es marginado por sus ideales comunistas. El otro, Guy Benett (un jovencísimo Rupert Everett) acaba de enamorarse de otro chico del colegio, con el que se encuentra por las noches en el embarcadero. Tampoco estos sentimientos le harán la vida fácil.




Ajena a estos sentimientos, la madre de Guy conversa con él en el coche que la conduce a su boda con un militar (Arthur):

"-Arthur cree que todo menor de dieciocho años es comunista o marica. [...] ¿Sabes? Estoy preocupadísimo. Es un hecho establecido que las personas que siempre sospechan vicios de las demás son ellos mismos sospechosos.
-¡Arthur es el hombre más normal que he conocido!
-¿Qué mejor disfraz?

[...]

-Aún estás a tiempo de echarte atrás. ¡Venga, para el coche!
-Vamos, Guy, no me gusta ese tipo de bromas, sobre todo después de lo de ese chico... Supongo que era muy impopular.
-¿Martineau? No.
-Lo digo porque un chico así...
-Está mejor muerto, no cabe duda.
-Bueno, yo he conocido alguno de esos y... nunca son muy felices, ¿sabes?
-¡Mamá!
-Pueden ser muy divertidos, pero..."

Otro país (Another country). Marek Kanievska, 1984.

3 comentarios:

merlín púrpura dijo...

¿Nunca son felices? !Eso es como una maldición! Pero, me pregunto, ¿los "normales", los que no usan disfraz, esos sí con felices? Lo dudo. Y, como diría un diletante que conozco, ¿qué es la felicidad? ¿es un estado permanente? ¿temporal? ¿pasajero? ¿podemos retenerla en el caso de que la identifiquemos?
Pero un abrazo al alma, como el de la escena de la lancha em el video, puede darnos mucho abrigo...
Besos esperanzados

Senses & Nonsenses dijo...

adoro esta película, mucho mejor que 'maurice', que tuvo más éxito.
y ruppert everett nunca estuvo mejor. allí era un promesa que luego no ha cuajado, o no le han dejado.

un abrazo.

Ard C dijo...

saludos

Hace mucho vi esa película, y me ha traido muy buenos recuerdos el verla aquí e tu blog.
Acabo de descubrirte gracias a Finnegan y pasaré a hacerte una vista de vez en cuando.
Saludos