miércoles, 10 de octubre de 2007

pasión es sufrimiento

Lovesick enumera cinco razones para volver a ver una película. La primera, porque se sigue pensando en ella al día siguiente de haberla visto. O una semana después.

Es lo que me ha pasado con Equus. Que de vez en cuando me vuelve a la cabeza. Entonces, igual que con un libro de poesía o de viñetas abierto al azar, retomo algún fragmento de la película de manera más o menos casual. En el que sigue el psiquiatra Martin Dysart (Richard Burton) defiende la inevitable carga de angustia en cualquier vida y la relación entre su intensidad y la de otros sentimientos más positivos.

Hesther: - Está angustiado. Ha estado angustiado la mayor parte de su vida.
Martin: - Sí...
- ¿Y tú lo puedes aliviar?
- Sí...
- Pues eso es lo único que te debe preocupar.
- No...
- ¿Por qué no?
- Porque... es suya...
- ¿Suya?
- Su angustia. Suya. Él la creó.
- No lo comprendo, no de veras que no. No hay nada loable en estar angustiado, eso es puro masoquismo.
- Hablo de pasión, Hesther. ¿Sabes qué significa esa palabra? Sufrimiento. Cómo llegar a tu espíritu a través de tu sufrimiento. Autoelegido. Autoconstruido. Ese chico lo ha logrado. Ha creado su desesperada ceremonia sólo para encender una llama del éxtasis original entre los despojos sin espíritu que le rodean... Tienes razón, ha destruido para ello. Brutalmente. Y ha quedado destruido a su vez. Pero yo sé que ese chico ha conocido una pasión mayor que la que yo haya podido conocer en toda mi vida. Y te diré una cosa, le envidio.
- No lo creo.
- ¿No te das cuenta? Me lo ha estado diciendo siempre con su fija mirada: por lo menos he galopado. ¿Cuándo lo has hecho tú?... Estoy celoso, Hesther, celoso... de Alan Strang.

3 comentarios:

gustavo dijo...

Es una película de la que he oido hablar mucho pero aún no la veo. Aunque es cierto lo que dices, hay películas que no podemos dejar de ver, y las disfrutamos una y otra vez. Gracias por tu comentario en mi blog. te seguire visitando sin duda alguna

eugenia dijo...

ahhh Tenmempie!!!
ahora me vengo a enterar porqué tanto
sufrimiento?

Tendré en cuenta la peli!

un abrazo!
e

tentetieso dijo...

De alguna forma, sentir es siempre lo mismo, y que sea positivo o negativo lo que se siente seguramente es algo circunstancial. Al final, está la gente que siente-sufre apasionadamente y aquella otra que, como se suele decir, ni siente ni padece. Nada nuevo, pero Equus -este es uno de los grandes temas que recorren la película- me ha hecho ser más conciente de ello.

Saludos a los dos.