miércoles, 12 de diciembre de 2007

el cielo sobre Berlín

Mediodía. Pero ya atardece.
El horizonte se inflama.
Y el aire se expande, se hincha,
se rompe de pura transparencia.



------------
Berlín, 12/2007

3 comentarios:

RAMMSES dijo...

Hola... volviendo por los pasos perdidos, como diría una canción.
Sólo una palabra siento al ver la imagen : DIÁFANO.
Te abrazo amigo.

LoveSick dijo...

jo, me muero por ir a esa ciudad, me han hablado tan bien de ella. Por otro lado, ¿has visto la peli de Wenders? Para mí es una de las mejores de toda la historia del cine, de verdad, es tan etérea, tan poética, tan densa y tan apasionada

tentetieso dijo...

Es verdad que últimamente el tentetieso anda un poco errático. Qué se le va a hacer, forma parte de su naturaleza. Oscila. Lo que significa que se va... pero vuelve.

Berlín es una ciudad muy acogedora, muy paseable, muy vivible, al menos desde la perspectiva del turista. También una ciudad de cielos preciosos, tiempo cambiante y aire muy limpio después de un chaparrón. Sí, diáfano. El tentetieso tenía sus prejuicios negativos -también las buenas referencias ajenas- y se sorprendió. Le quedaron ganas de volver. Y de ver la película de Wenders, que mantengo como un deber pendiente para estas vacaciones.