jueves, 2 de diciembre de 2010

biblioburro

Como repite la publicidad de una bebida refrescante, el ser humano es extraordinario. Y casos como este sí que resultan verdaderamente refrescantes.

2 comentarios:

encefalografia dijo...

Dice una niña: "no se lo imaginan, nos leyeron cuentos..."
¡Qué pasada, la gente que hay por el mundo!

tentetieso dijo...

Y qué me dices de ese "vamos a cultivar colombianos con mentalidad crítica, con mentalidad constructiva y con mucha imaginación". Benditos cultivos. Bendito cultivador.