martes, 13 de noviembre de 2007

arriba los pelucones

No soy el único fan de My boy lollipop y de Millie Small. En su momento, en el show Saturday Hop , una jovencísima Patty Benson casi lograba convencer de que era ella y no Millie quien cantaba. Lo cierto es que rivalizan en ojos, en sonrisa... ¡y en peinado!



Otra criatura entrañable. Otra dosis de dulzura y de inocencia. Otro terrón de azúcar en el café. ¿A quién le amarga un dulce?

1 comentario:

RAMMSES dijo...

So much sweet!! Pero me viene de maravillas a esta hora del día.
¡¡Un abrazo!!