jueves, 13 de marzo de 2008

hazte un hombre, maricón


Javier Álvarez: Uno, dos, tres, cuatro

Patria, sumisión,
hazte un hombre, maricón.
Sabias frases con que crecí.
...
A ser dulce, humilde y un poco loco
y no a hombre quiero tender
aunque hombre ya nací.
...
No está nada mal que te enseñen a temer
por si el coco viene una vez,
las garras a ofrecer,
la sonrisa a proteger
y la lágrima a contener.
...
Respetar el miedo conduce a más,
por su aro hay que pasar
y me tengo que callar...

(Valentín comienza con el propio Javier Álvarez cantando esta canción)

4 comentarios:

Arthur dijo...

Fernando Molano, el autor de Un Beso de Dick, escribió esto, que viene a cuento:

De niño, papá despeinaba mi copete para que yo me enojara como un hombre. En los pesados trabajos de su taller de hierro forjó rudamente mi cuerpo. A los quince años mis piernas sostenían sin dificultad una nevera, y en mi pecho hubiesen podido llorar dos o tres muchachas. Allí mismo, en los sucios almanaques Texaco que envejecían sobre las paredes, él me enseñó el amor por las mujeres desnudas; y asomado a la puerta de las cantinas donde a veces bebía, aprendí la manera de aprovecharme de ellas. "Pero llegado el día en que tu madre se enferme de muerte -me decía ebrio mientras lo llevaba a a casa-, será justo que prefieras cuidar de tu esposa". Sin preguntar nada, un día celebró las heridas de mi primera riña y, sonriendo, descargó un puño sobre mi pecho. De alguna manera él supo entonces sobreponerse al miedo, y hoy, a mis diecisiete, presumo de poder llegar tarde a casa. Oh, Diego, en largas jornadas papá hizo de mí una fortaleza. Y es una maravilla cómo se sostienen sus muros ahora que entras en mí como un duende, y podemos a solas jugar y amarnos como dos niños.

TURKA dijo...

mmmm interesante...



solo estoy revoloteando...conociendo el lugar...;)


regresare...chau!

Senses & Nonsenses dijo...

importantísima en la última fase del movimiento anti-militarista que acabó con el servicio militar. yo sólo por eso tengo cariñín a la canción, y a javier álvarez.

un abrazo.

RAMMSES dijo...

Medio fuerte la canción, se la puede interpretar no sólo de una forma. La última parte que tienes aquí es un disparo certero.

Infinitas gracias por la peli LA SOLEDAD. La vi ayer, después de pedir en el restaurante una mesa para uno sólo... me estremeció.
Un beso y abrazo.